CLUB SUD CAMPEON DE LA COPA CHALLENGER 2016

20 diciembre, 2016

El agobiante calor era el protagonista principal de la tarde del 17 de diciembre de 2016 en el pueblo de Navarro. Sus habitantes combatían la ardiente hora de la siesta con ventiladores, aires acondicionados, piletas o alguna sombra de un añejo y coposo árbol.
Pero desde las 18hs el futbol vencería en el protagonismo y la Copa de Campeones era la dama codiciada por los 22 guerreros que comenzaron a dirimir fuerzas en las arenas del Polideportivo Jorge M. Diz. A medida que la sensación térmica caía, la temperatura en el verde césped aumentaba y el público futbolero comenzaba a poblar las gradas.
Los campeones del 2016, San Cayetano y Club Sud, se enfrentaban para llevarse la “Orejona” que premia al mejor del año.
El verde salió a la cancha con: 12-Ariel Correa; 15 José Landa; 2 “Puma” Rodríguez; 6 José Vázquez y 3 J. Martín Saundres. 9 “Beto” Mazzoni; 5 “Facha” Mazzoni; 8 Fede Chotro y 17 “Chicho” Zermathen. 12 Abelardo Lettieri y 10 Jonathan Santana. SUPLENTES: 13 “Pampa” Algañaraz; 11 Gabriel Ameconi; 0 David Cairo; 14 Aron Etcheverry; 7 “Gamuza” Landaburu; 16 “Chiky” Landaburu y 14 Gonzalo Santana.
Por su parte, el santo dispuso a: 23-Darío Navarro; 4 Oscar Salas; 6 Matías Acuña; 19 Matías García y 3 “Peco” Gutierrez. 15 Martín Robledo; 5 “Catu” Torres y 8 “Tato” Santana; 16 “Coty” Caraballo; 9 “Chocho” Lucero y 7 Fede Acuña. SUPLENTES: 17 Sergio Clavellino; 18 Facu Cuello; 2 Mauro García; 13 Landaburu Walter y 16 Rubén Pereyra.
Los equipos utilizaron los primero minutos de juego para estudiar al rival con los recaudos necesarios para no ser sorprendidos. En las disposiciones se pudo deducir las intenciones de ambas escuadras y qué estrategias iban a utilizar para doblegar al adversario. Por el lado del santo, sus intenciones fueron ir en busca del arco defendido por Correa con ataques rápidos y directos, tratando de pasar la zona media lo más rápido posible sin reparar si era con juego aéreo o con pelota dominada. Por su parte Sud, llegó en busca de un partido “largo” haciéndole difícil el juego asociado al contrincante y recargando el peso de la responsabilidad del manejo psicológico del partido en sus jugadores más experimentados, gladiadores de mil batallas conocedores de estas contiendas. Además esperaban que el “Mágico” Santana frotara la varita que tiene en su botín derecho o “Chicho” Zermathen sorprendiera con su exquisita pegada al bueno de Darío Navarro.
La primera mitad fue muy equilibrada en donde ambos equipos tuvieron las chances de concretar, primero fue Sud por intermedio de “Jony” Santana que con un toque suave dejó fuera de alcance al arquero que usa la 23, pero la caprichosa besó el horizontal para perderse en la línea de fondo. Unos minutos más tarde la tuvo San Cayetano, en un gran movimiento individual Fede Acuña dejó desparramado al central Vázquez en la mitad de la cancha, luego y a pura potencia, desairó a su marcador Saunders y él junto a dos compañeros se disponían a enfrentar a Correa. El 7 vio mejor ubicado a su compañero “Coty” Caraballo cediéndole la pelota, pero el control del 16 (tal vez por las condiciones del terreno de juego) no fue el mejor y la jugada se diluyó terminando en un centro que no complicó al veterano Correa.
El segundo tiempo sirvió para profundizar en las ideas que habían pensado previamente cada una de las escuadras. En el verde, el doble eje central (Chotro-I.Mazzoni) tenía más trabajo que nunca y se hacían cargo del mismo con eficacia, la dupla central (Rodríguez-Vázquez) batallaba con “Chocho” Lucero y los marcadores de punta (Landa-Saundres) no solo debían marcar al delantero de su lado, en varias ocasiones enfrentaban al volante y hasta el marcador de punta contrario. Por el lado del santo buscó permanentemente el arco rival sumando mucha gente en campo adversario y dominándolo territorialmente. Los minutos corrían y no podían sacarse ventajas, ambos equipos tuvieron alguna situación clara pero el marcador seguía en 0. Finalizado los 90´reglamentarios el alargue eran una realidad.
La prórroga fue una continuidad de acciones, los bancos se movieron buscando piernas frescas y alternativas de desequilibrio. Sud se aferraba cada vez más a sus intenciones y los cambios que realizaba en el alargue era reemplazando a jugadores que habían entrado como sustitutos (en los 90´) con la evidente idea de no romper su eje de jugadores claves del esquema. En la segunda mitad del alargue, y quizá por el insistente pedido de toda la tribuna verde, el DT envío a la cancha al “Borra” Santana reemplazando al recién ingresado Cairo. Así fue que el jugador 14, en el minuto 14, fue a disputar una pelota casi perdida con el experimentado Mauro García ganándole en la disputa; ya con la redonda en sus pies optó por entregarla a “Chicho” Zermathen que, increíblemente estaba solo dentro del área mayor, para que hiciera lo que mejor hace. El “internacional” N° 17 recurrió a sus últimas reservas energéticas y clavó un furibundo disparo que dejó sin reacción a Navarro, la caprichosa besó nuevamente al horizontal, acarició la línea de cal y se fundió en un abrazo interminable con la red. Luego del mejor acto de amor que conoce el fútbol, la sinrazón se apoderó de los cuerpos mal trechos de los jugadores de Club Sud y la tribuna verde estalló en un grito desenfrenado de gol.
Ya no quedaba tiempo para la reacción santa, la familia aurinegra no pudo festejar esta vez pero la enorme parcialidad que siempre sigue al equipo entró a la cancha para felicitar, abrazar y consolar a sus jugadores, que esta vez no pudieron conseguir el máximo lauro local, pero que demostró que es un equipo con todas las letras conformado, no solo por grandes jugadores, también forman parte de esta gran institución hinchas, dirigentes hijos, padres, madres, hermanos; en fin, una lista interminable que seguramente el año próximo querrán recuperar su trono.
Por el lado de Club Sud, fue creciendo de menor a mayor a lo largo del año. Su estilo se diferencia del campeón anterior básicamente porque sus jugadores conocen sus limitaciones y se hacen fuerte desde allí. Casi nunca tuvieron un partido “fácil” y siempre batallaron con sus armas para conseguir el logro que hoy ostentan. Muchos pensarán que su estilo conservador busca llegar a los penales en este tipo de definiciones. Jugó dos finales en siete días y en ambas sacó diferencias sobre el final, lo cual demuestra que el verde juega este tipo de partidos con paciencia, inteligencia y mucho amor propio.
SALUD CAMPEONES!!!!
15578937_1615076295461928_4903854895239760049_n 15590561_1615076595461898_2159921996016726779_n 15665967_1615076412128583_5952454859950547418_n

Compartir con amigos