SANTIAGO REUNIDO CON EL P.J

29 enero, 2018 santi

Se realizó la primera sesión del Consejo Provincial del Partido Justicialista de la Provincia de Buenos Aires, con la gran mayoría de la participación de los Consejeros Provinciales, con el acompañamiento de intendentes y legisladores del peronismo donde se trataron temáticas de interés para la comunidad.
Gustavo Menéndez, presidente del PJ Bonaerense destacó la necesidad de que: “se debe volver a la unidad de todos los sectores con eje en el peronismo y necesitamos proponer soluciones concretas a los grandes problemas de la Provincia de Buenos Aires”. De esta manera habló de que, “Una oposición seria no se mide por la dureza de las declaraciones sino por la profundidad de las ideas y las soluciones prácticas que se proponen y para eso nos reunimos también hoy”.
En este sentido, pasaron por el temario de la reunión partidaria desde la reforma previsional, la posible incorporación de una reforma en el instituto de previsión social (IPS) hasta el rechazo a la reforma laboral. Por otro lado, se trató el proyecto que el peronismo tiene para la provincia de Buenos Aires orientado a la actividad agropecuaria e industrial.
Se avanzó en la búsqueda de “diseñar un modelo que tiene que ver con problemáticas de la salud pública y las enormes dificultades que hay en los hospitales de la provincia de Buenos Aires” sostuvieron autoridades partidarias.
En la mesa se destacó la representación gremial de los sectores de los trabajadores docentes preocupados por la reforma previsional y la reforma laboral. Además, se planteó rever cualquier tipo de iniciativa que avasalle la autonomía municipal enmascarado en la reforma del pacto fiscal y la discriminación en las obras públicas que favorecen a municipios oficialistas y perjudican a los municipios de la oposición.
Por último, se determinó que el partido va a reunirse una vez por mes y va a ir analizando cada una de las instancias que tiene que ver con representación de toda la sociedad bonaerense en cada uno de los reclamos. En este sentido, el 3 de marzo sería la fecha del próximo congreso partidario en la ciudad de Mar del Plata.

 

DOCUMENTO ENVIADO:

“El alma de una comunidad se mide en cómo logra unirse
para enfrentar los momentos difíciles, de adversidad, para
mantener viva la Esperanza”.
Papa Francisco, Trujilo, enero de 2018.
ES TIEMPO DE CONSTRUIR UNA ESPERANZA
El peronismo es un movimiento democrático y popular, integrado por
hombres y mujeres que compartimos una misma visión sobre el rumbo
que queremos para nuestro país, pero en estos tiempos, compartimos
también y sobre todo, la certeza de saber que quienes gobiernan están en
las antípodas de los valores justicialistas. Tienen derecho y legitimidad
democrática. Somos profundamente respetuosos de la voluntad popular.
Pero no somos ni seremos lo mismo. Creemos que es momento de
empezar a construir un nuevo camino. De construir una esperanza.
En los barrios bonaerenses las familias están atravesando una situación
muy dura. El desafío inmediato es abrir la mirada e integrar a la gente más
allá de la lógica partidaria. Queremos escuchar a los vecinos, a los
trabajadores, a los militantes, a las mujeres que luchan por la igualdad de
género, a los clubes de barrio, sociedades de fomento, centros de jubilados,
estudiantes, jóvenes profesionales, empresarios, pymes, a los productores
agropecuarios, a los artistas. El alma de la comunidad que defendemos.
Este gobierno “invita” al trabajador a desafiliarse al sindicato, pero el
mensaje es mucho más profundo: nos quieren hacer perder como
sociedad la fuerza colectiva, la solidaridad, la empatía. La sensibilidad.

El avasallamiento de los derechos de los trabajadores y jubilados que
impulsa Macri nos duele muchísimo. Nos recuerda a otras tristes épocas de
nuestro país. Nos convoca a no quedarnos de brazos cruzados frente a la
injusticia.
No vamos a poner palos en la rueda cuando una medida favorezca a la
gente, pero esto casi no sucede nunca, lamentablemente. Sólo vemos ajuste
y gente viviendo peor. Apenas a un reducido y poderoso sector le va mejor,
y es el que representa el Gobierno. Eso sí que lo hacen bien. Hay un
consenso popular: Este gobierno es el gobierno de los ricos para los
ricos. Atendido por sus propios dueños.
La política económica de Cambiemos es un fracaso rotundo. El
endeudamiento, que habíamos superado con tanto esfuerzo para lograr
mirar al mundo en pie de igualdad, hoy vuelve a amenazar a generaciones
enteras.
La inflación, que según ellos era “lo más fácil de resolver”, acumuló más
65% en apenas dos años. Las tarifas aumentan de manera
desproporcionada, pero los servicios están cada vez peor, con récords de
usuarios sin luz.
La reforma previsional pone en jaque a uno de los sectores más vulnerables
de nuestra sociedad, condenándolo a la pobreza, a que no puedan afrontar el costo de los alimentos básicos y los medicamentos. Por eso estamos
juntando firmas para pedir que den marcha atrás con este robo a los
jubilados y le den el aumento que les corresponde. Haremos una
presentación ante la Justicia y elaboraremos un ante proyecto de ley que
vuelva a debatirse en el Congreso.
Le decimos no a la reforma laboral, que beneficia únicamente al sector
patronal y esconde un retroceso en materia de derechos, precarización y el
empeoramiento general de las condiciones de trabajo, especialmente para
los segmentos más vulnerables.
La mejora de la institucionalidad fue otra de las tantas promesas rotas.
Rechazamos el mega DNU y todos los intentos del gobierno por limitar la
democracia y cercenar a los representantes de la ciudadanía en el Poder
Legislativo. El decreto es inconstitucional, ya que borra 19 leyes y cambia
otras 140 sin el menor consenso, además de permitir el embargo de las
cuentas sueldo, otro golpe al trabajador al que nos oponemos
completamente.
La inseguridad golpea a todas las clases sociales. Fue un caballito de
batalla durante la campaña, pero pese al marketing y de que hoy no parece
ser un tema de agenda pública, hay falta de inversión y el delito sigue
creciendo.

En la Provincia la situación social es muy grave. El estado de los hospitales
públicos y la precarización y pérdida de fuentes de trabajo en el ámbito de
la salud, que inciden sobre el servicio, no pueden continuar.
La infraestructura de las escuelas bonaerenses es otro de los puntos críticos
de la actual gestión. Frente al abandono del gobierno provincial, los
municipios nos estamos haciendo cargo del mantenimiento de los colegios,
pero necesitamos más recursos para hacer frente a una demanda que tiene
injerencia directa en la educación y el futuro de millones de niños y
jóvenes.
Nos preocupan las declaraciones del titular del Instituto de Previsión
Social, en línea con el ajuste que hicieron a nivel nacional. Rechazamos
cualquier un ajuste sobre los jubilados y trabajadores.
Desde el Partido Justicialista defendemos la autonomía municipal, por eso
repudiamos la exigencia de la Provincia de aprobar en cada distrito el pacto
fiscal. Los Municipios son el primer mostrador del Estado, y en este
momento, muchas veces el único. Por el contrario, queremos debatir una
mayor autonomía de los Municipios, porque estamos convencidos que es lo
mejor para los bonaerenses. La Ley de Responsabilidad Fiscal que la
Provincia pide a los Municipios que adhieran está viciada de
inconstitucionalidad, ya que varios de sus artículos contradicen al régimen
municipal previsto en la Constitución de la Provincia de Buenos Aires.

A los tarifazos y la desvalorización del salario que vienen golpeando a las
familias bonaerenses desde hace dos años, el gobierno sumó el revalúo
inmobiliario y los usuarios ya están recibiendo facturas con subas
superiores al 900% en la valuación fiscal.
Venían a “unir a todos los argentinos” y promueven el odio, la división, y
la persecución política y judicial renegando de nuestra dolorosa historia y
persiguiendo en el presente a todo aquél que piense diferente.
Exigimos transparencia a propios y ajenos. Lo que no vamos a permitir es
la tergiversación para encarcelar sin condena, estigmatizar y disciplinar a la
oposición.
Repudiamos las presiones sobre la justicia para que avancen con mayor
celeridad causas a políticos en función del partido al que pertenecen y
exigimos que se respete el debido proceso.
Respeten la representación popular, así como nosotros respetamos los votos
que han obtenido y a los ciudadanos que genuinamente todavía creen en
ustedes.
El peronismo fue desde siempre un movimiento plural: no todos los
peronistas tenemos el mismo estilo, la misma retórica, pero sí estamos
convencidos de que es posible plantear en conjunto otra propuesta
económica, otra mirada social, otras prioridades. Y la estamos construyendo. Poniendo lo mejor de cada uno de nosotros, con
humildad y privilegiando las coincidencias en la doctrina justicialista
por sobre las diferencias coyunturales que es lógico que existan. Y
bienvenidas sean.
Nosotros apostamos a la expansión de la demanda, al consumo, a la
protección del trabajo argentino, a los derechos de los trabajadores, a
la inclusión. Perón y Evita marcaron el camino. Demostraron que otra
Argentina era posible. Con Néstor y Cristina vimos ese legado en el
Gobierno, un país con crecimiento económico e inclusión social.
Ahora debemos ser mejores y más creativos para ofrecer una alternativa
con capacidad de representación de la mayoría de la gente que está
disconforme con este gobierno del ajuste y la exclusión.
Convocamos a todos los compañeros al Congreso del Partido
Justicialista de la Provincia de Buenos Aires que se realizará el sábado
3 de marzo, en lugar a designar, donde se conformarán las diferentes
Secretarías que coordinarán los respectivos equipos de trabajo.
Asumimos el gran desafío de superar las equivocaciones e ir hacia adelante
con esperanza. Ya pasaron diez años del conflicto con el campo, del cual
todos aprendimos. Queremos desde el peronismo de la Provincia de
Buenos Aires construir una nueva relación con este sector clave. Tenemos
que estar todos juntos. Para poder mirar a los ojos a los chicos que hoy no tienen futuro. Para darles la mano a los abuelos y reconocer el esfuerzo de
toda una vida, para levantar de nuevo la producción nacional que da
empleo y dignifica. Para reactivar el consumo interno y el círculo virtuoso
que implica.
Estamos armar una propuesta sólida desde el Partido Justicialista de
la Provincia de Buenos Aires para construir una nueva mayoría
política y ganar las elecciones en 2019 y, desde la Provincia, contribuir
a un triunfo del movimiento nacional justicialista.
Por eso, llamamos a todos los compañeros y compañeras a conformar
un gran frente de unidad. Queremos que el Partido vuelva a ser la casa
de todos los militantes bonaerenses.
A todos los esperamos con los brazos abiertos para que participen
acercando sus ideas, iniciativas y debates, intercambiando posiciones y
miradas para construir una propuesta de gobierno para la provincia de
Buenos Aires que constituya a la vez un aporte para lograr un país más
justo e igualitario.
Es tiempo de construir una esperanza.
Partido de La Costa, 26 de enero de 2018. Reunión del Consejo del Partido Justicialista de la
Provincia de Buenos Airessanti

Compartir con amigos